Sonoterapia para animales

La Sonoterapia o Terapia de Sonido es una terapia vibracional no invasiva que se basa en el principio de la resonancia, utilizando el sonido para actuar a nivel físico, emocional, mental y espiritual. Todo ser en el Universo emite un sonido, es decir emite una vibración. Una vibración armónica significa salud y equilibrio.

"El universo está hecho de sonido."

La terapia de sonido consiste en interactuar con sonidos de elevada y armoniosa vibración, sobre personas o animales, plantas o espacios. El objetivo es elevar la vibración, y por tanto devolverles un estado más saludable de vida. No sólo hay una frecuencia personal sino que cada órgano, tejido, músculo, las vértebras, los chakras, los meridianos y el campo etérico tiene una frecuencia de resonancia también.

Los conocimientos y aplicaciones de esta terapia son milenarios. En el antiguo Egipto, los conceptos Música, Medicina y Matemáticas se representaban con el mismo símbolo. El sonido es vibración. Según la Física, es cualquier fenómeno que implique la propagación en forma de ondas elásticas (sean audibles o no).

"Cada cuerpo celestial, cada átomo produce un sonido particular debido a su movimiento, ritmo o vibración. Es más, todos esos sonidos o vibraciones componen una armonía universal en la que cada elemento, sin perder su propia función y carácter, contribuye a la totalidad."

(Pitágoras)

La ciencia de la Cimática demuestra que, sin duda, cualquier sonido cercano al organismo origina un cambio físico en su interior y en sus campos electromagnéticos. Todo el Universo vibra, nuestros cuerpos también lo hacen. Cuando estamos sanos y emocionalmente estables, cada parte de nosotros, cada órgano, cada glándula, cada chakra, etc., vibra en su frecuencia sana. Pero cuando estamos sometidos a cualquier tipo de estrés, dolor, emociones o pensamientos negativos, estas frecuencias se desajustan provocando una "desafinación" en cuerpo, mente, alma y espíritu. De la misma forma en que se afina un instrumento musical, se puede afinar el cuerpo aplicando las frecuencias adecuadas para devolverle su armonía y bienestar originales.

En la sonoterapia se puede diferenciar dos áreas de trabajo muy distintas:

  • El sonido (y también la música) para la meditación, relajación, liberación emocional, aprendizaje y productividad.
  • El uso del sonido para usos curativos a nivel físico.

Para la Sonoterapia en animales se utilizan diferentes instrumentos acústicos y la voz. Todos los instrumentos acústicos poseen una amplia gama de armónicos que por naturaleza refuerzan el campo áurico. Los cuencos tibetanos, címbalos, campanas, gongs son todos instrumentos muy utilizados en una sesión de terapia de sonido. El uso de diapasones en una sesión sonoterapeútica sobre todo en meridianos de acupuntura y en chakras se está convirtiendo en una opción ampliamente aceptada en la comunidad médica de algunos países. Los cuencos de cuarzo no sólo ayudan a llegar a una liberación y reposo profundo, tienen también un único efecto de arrastre en el cerebro en diferentes estados de ondas cerebrales (alfa, theta y delta). Varios terapeutas de sonido ahora están utilizando cuencos de cristal de cuarzo para ayudar a las personas con cáncer. El instrumento más poderoso de todos es la voz. Cantar y entonar son técnicas para hacer vibrar las diferentes áreas del cuerpo a través del canto que llevan al animal a un estado de profunda relajación.

"El sonido es el principio de la vida."